Sin duda el éxito del campamento es la ratio (5:1) de niños por monitor, según edad y nivel.  Los niños comienzan y terminan el día en los grupos de cinco, trabajando en su “passport” juntos con el monitor.  También están en su Break Out Group durante la merienda, la comida y el canto.